Marketing digital empresarial

¿Quiero que mis clientes me encuentren?

 

¿Cómo vendo más con Internet?

 

Quiero diferenciarme de la competencia.

 

Estas preguntas son las que todo CEO, general manager, director, propietario o empresario se hace cada vez que se sienta en su despacho. Cuando el negocio va bien, todo es tranquilidad y felicidad. Pero, ¿Qué pasa en este mundo hoy tan competido y voraz, en el que todas las empresas quieren ser las que más visibilidad tengan, las que reciban más visitas a su web, redes sociales, etc., y por supuesto, las que más vendan?

La Transformación Digital como nueva herramienta de captación.

Antes de nada, cabe dejar claro que las redes sociales o la web no son una herramienta para vender un producto o servicio, persé (Con la excepción de una tienda online). Tu público, sea el sector que sea, no espera a que cuelgues un artículo, oferta o lo que sea para ir corriendo a comprártelo. Entonces, ¿Porque tienes que invertir en redes sociales o Marketing Digital?

Tú antes que nadie.

Tener presencia en redes sociales, o medios digitales, es como antiguamente se decía, estar en boca de todos. Es generar contenido de valor que aporte algo a nuestro potencial cliente, o Lead como le llamaremos a partir de ahora. Ese Lead indagará en vuestro perfil social, web u opiniones de otros usuarios antes de tomar cualquier decisión. En resumidas cuentas, se interesará por nosotros. Esto no es más que lo que se ha venido haciendo durante años al preguntarle a un conocido, qué tal le había ido con la empresa tal o cual. El cambio es que ahora se realiza desde un dispositivo móvil o PC. Por ponerle una etiqueta a este proceso, llamémosle cuarta revolución industrial. Para los que nacimos cuando el móvil solo servía para llamar nos sorprende como el público que viene detrás de nosotros cada vez está más familiarizado con la tecnología digital y las nuevas herramientas de comunicación.

 

Si no estás en redes, no existes

 

Está frase tan categórica y lapidaria, no debería ser usada como puerta de entrada para las empresas de marketing, publicidad o redes sociales a la hora de captar clientes. Si nuestro trabajo es abogar porque los empresarios realicen una transformación mental , y empresarial, hacia los nuevos paradigmas digitales, el miedo es un arma de neuromarketing que no deberíamos usar. No es lícito que, vendamos la idea de atraer los clientes de nuestros clientes de una manera atractiva, dando contenido de valor y creando interes, haciendo las agencias totalmente lo contrario. Es más productivo, en el largo plazo, que el propio empresario sea el que tome la decisión de provocar el cambio, asesorado por las agencias profesionales que nos dedicamos a conseguir objetivos medibles.

 

“Ok. Pero, ¿Cuánto van a tardar en comprarme? Necesitamos vender”

 

Esta es una pregunta muy recurrente en las reuniones de trabajo a las que asistimos. Esto es como todo, un asunto que depende de la inversión que esté dispuesto a realizar la empresa en cuestión. Básicamente, existen dos caminos. El lento, que conlleva menos inversión pero una ruta más larga para obtener resultados, y el rápido donde la inversión es más alta. Esto, que resulta ser una absoluta obviedad, no lo es tanto cuando la persona que tenemos en frente, no es conocedora del mundo al que se está adentrando. Y no es porque la agencia pida más honorarios para ella, o porque nos creamos los nuevos “gurús” de lo digital. Nada más lejos de la realidad. La diferencia la marca el presupuesto que esté dispuesto a asumirse para realizar campañas puntuales de publicidad dentro de redes sociales, adwords de Google o posicionamiento SEM. Hablemos claro. Facebook y las demás plataformas digitales, no son una ONG, y por tanto, viven de las campañas publicitarias que los usuarios realizan en ellas. Esto conlleva que, las publicaciones/post que lleven un “empujón” económico detrás estarán mejor posicionadas, y el usuario final las verá más.

Entonces surge una pregunta. ¿Por qué una empresa normal, de la calle, necesita una agencia de Marketing si poniendo un anuncio en Facebook/Instagram/Google ya está todo resuelto?

 

Estrategia, tiempo y medición

 

La respuesta a la pregunta es clara, y se puede responder con un ejemplo. Si yo puedo comprar madera, clavos y herramientas para hacer un mueble al gusto propio, ¿Por qué voy a comprarlo a una tienda? La respuesta es por el tiempo y el resultado final. Si no tenemos la suerte de poseer mucho tiempo y un talento innato para trabajar la madera, seguramente el resultado no será el que nos gustaría. Esto mismo ocurre en el sector de la publicidad y el Marketing Digital. Las agencias nacen para cubrir, no solo la necesidad de transformar digitalmente las empresas, si no de ahorrarles tiempo, y por ende, dinero.

“El Marketing Digital SÍ se puede medir”

¿Sabríamos medir cualitativamente el público que va a escuchar un anuncio de radio que vamos a emitir? O, ¿Podríamos segmentar dicho anuncio de radio para que solo lo escuche nuestro target? La respuesta es no. Simplemente lanzaríamos nuestro spot de radio para que sea escuchada masivamente, con la esperanza de obtener un ROI ambiguo e indefinido.

Pongamos ahora el siguiente ejemplo.

Queremos anunciar la apertura de una empresa local, la cual se dedicará a ofrecer la venta de seguros con diversas coberturas y/o modalidades. La estrategia que vamos a usar es lanzar por Facebook una publicación pagada donde segmentaremos nuestro el público que verá el post. Dicha segmentación será: hombres y mujeres entre 35 – 55 años, con el objetivo de que visiten nuestro perfil y comenten, donde programaremos un botón de “Call to Action”, eligiendo dicha audiencia en el lugar geográfico que se encuentra nuestro negocio, con un presupuesto XX € al día, una duración de la promoción de por ejemplo una semana y con un máximo gasto de lo que nosotros estipulemos. La plataforma arrojará un resultado de alcance que puede ser entre 100, 10000 o más personas. Y lo maravilloso de todo esto es que el porcentaje de captación que nosotros vamos a obtener será mucho más alto porque nos hemos dirigido a nuestro target directamente y no al público masivo, el cual en un momento dado nos podría considerar spam.

¡Es fantástico!

 

Las Agencias de Marketing Digital están para este ejemplo y para resolver muchos otros problemas. La publicidad se convertirá, cada vez más, en una herramienta muy centrada en focalizar la inversión económica en publicidad para maximizar el ROI.

Cada responsable de empresa debe ir estudiando la posibilidad de que, en el presente que vivimos, son los consumidores los que tienen una magnífica herramienta en sus manos, el smartphone, a través de la cual pueden decidir que producto o servicio le conviene más para sus intereses y les aporta más valor en sus vidas.

Empresario, ¿Aceptas el reto?

 

Por Iván Mora | Linkedin

¡Hola!
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by